Las redes sociales son una herramienta indispensable al momento de hacer un plan de marketing digital debido a la cantidad de usuarios que interactúan en ellas diariamente. Asimismo, es posible mantener buenas prácticas que te ayuden a posicionar tu estrategia en social media. ¿Quieres conocerlas? Sigue leyendo. 

En la actualidad, las redes sociales han servido para potenciar el alcance de las empresas. Esto se puede comprobar al utilizar métricas que miden el impacto de las marcas y la conexión entre estas y su target. 

La creación de una campaña digital es un proceso meticuloso, el cual debe ser apoyado por una estrategia digital para tener resultados favorables. Asimismo, es necesario considerar aspectos básicos y prácticas recomendadas que impulsarán tus objetivos en Internet. 

Uso de las redes sociales en el Social Media Marketing

Las redes sociales sirven como anclaje para dar a conocer tu proyecto; fijan tu identidad en la red, brindan reconocimiento, además de ser un medio para obtener éxito y ganancias. Entre los beneficios más importantes en una estrategia de social media marketing podemos encontrar:  

  • Facilitar los puntos de contacto entre empresa y cliente. 
  • Lograr que las personas reconozcan tu marca y su significado. 
  • Tener un mejor posicionamiento en los motores de búsqueda. 
  • Mejorar la fidelidad de los clientes con el producto o servicio. 
  • Recolectar de forma sencilla los datos específicos del target.  

Para alcanzar un progreso óptimo con el uso de las redes sociales, se deben implementar prácticas de gestión. Existen técnicas con las que se puede gestionar la imagen online de tu empresa, no obstante, depende de lo que quieres comunicar o lograr como eje central de tu estrategia.  

Mejores prácticas recomendadas para social media

Te recomendamos algunas prácticas de redes sociales que pueden guiarte en el proceso analítico de tu estrategia de marketing, y que independientemente del giro de tu empresa o negocio, son fundamentales para un proceso eficiente y funcional.  

  1. Análisis y selección de redes sociales  

En este apartado debes considerar a tu target, pues será fundamental para saber cómo llegar a él. También se deberá analizar cuál red es la más adecuada para ti, en función de tus necesidades y giro creativo.  

Asimismo, es importante identificar qué redes sociales son las que se deben alimentar, en relación con la audiencia a la que te diriges o a la que quieres llegar. Evitar redes en las que no encuentres a tu target resultará útil para invertir tiempo en las demás.  

Otro tema a considerar es la escucha en redes sociales, que valora los sentimientos y opiniones de los usuarios más allá de los números. Al escuchar a tus clientes sabrás qué es lo que más valoran de tu empresa, producto o marca. ¿Cuál es el contenido que más les interesa?  O en caso contrario, ¿existen quejas y sugerencias que la comunidad ha expresado? Esto te servirá también para detectar los aspectos negativos y trabajar en ellos para mejorar.  

  1. Selección del tipo de lenguaje empleado 

Otra de las prácticas que debes considerar es el uso del lenguaje para dar claridad, cercanía y mostrar profesionalismo. Las palabras son el medio para comunicarnos, y al final, es con ellas que externamos lo que queremos, pensamos, o sentimos. Así pues, pregúntate qué quieres expresar con tu estrategia y cuál es el tono que identifica a tu marca. 

Por un lado, el copywriting guiará a tu público a tus objetivos de negocio. Su redacción deberá ser breve, concisa y con un lenguaje sencillo, pero especializado a tu sector o servicios. 

Por otro lado, se recomienda implementar hashtags que, aunque preponderan en Instagram, también son de gran utilidad en las otras redes sociales. Eso facilitará tu aparición en el buscador, y guiará tráfico a tus páginas, generando leads o clientes potenciales. 

  1. Determinación del tipo y formato de contenidos 

Al momento de empezar tu actividad en social media, lo primero a pensar es en el tipo de contenido que quieres mostrar y cómo quieres hacerlo. Por otro lado, ¿ya sabes qué temas son los que vas a usar para representar tu empresa?  

En esta práctica, lo que debes tomar en cuenta es la relación que tendrá la voz, personalidad e identidad de tu marca, con el contenido que quieres mostrar. La selección deberá ser precisa para que tu target pueda recordarte con facilidad. 

Otro factor para determinar tu tipo de contenido, es la evaluación de formatos. Cada red social tiene formatos nativos que funcionan mejor en una plataforma que en otra. Por ejemplo: reels, stories, videos, carruseles o imágenes pueden tener mejor performance en Facebook o en Instagram. También dependerá del tipo de contenido que quieras subir, el formato que decidas para social media.  

Las stories son uno de los formatos que más han sobresalido en los últimos años, ya que incentivan la participación de la audiencia y logran una comunicación más cercana. Se sugiere hacer contenido que priorice lo visual, con corta duración y que promueva la interacción.  

Si identificamos buenas y malas prácticas de redes sociales, una mala es crear un mismo tipo de contenido para todas las vías de interacción. Esto es debido a que cada canal de comunicación opera diferente, y por ende, tienen sus propias netiquetas (reglas de comportamiento en Internet). 

De la misma manera, al tener un contenido idéntico en cada red social, el usuario podría perder el interés en seguir todas las cuentas, ya que sabrá que no se pierde de contenido diverso si no está en una de ellas. 

  1. Creación de un calendario  

Una vez que se tiene el tipo de contenido y la red donde publicarás, el paso siguiente es hacer un calendario editorial. La calendarización debe ser sólida, coherente y proporcional a tus objetivos. 

  • Tener un calendario de contenido permitirá agilizar el trabajo previo. 
  • Te servirá para tener un registro detallado de los temas y propuestas, así como establecer las publicaciones que puedes mejorar, o cambiar.  
  • Tendrás claridad con la planificación de tu estrategia de social media.  
  • Es de ayuda para ver gráficamente tu contenido, y saber dosificarlo; ya sea por sección, tema, material gráfico, etc. 
  1. Interacción con tu audiencia 

La interacción con tu audiencia se podrá llevar a cabo mediante los recursos que utilices. ¡Haz uso de la caja de preguntas o las encuestas en stories de Instagram! 

Ten en cuenta que, para aumentar tus ventas, una forma factible de lograrlo es empezar por redes sociales. Está comprobado que las personas buscan primero tu perfil social antes de ingresar a tu página web, o atender una llamada telefónica. 

Esta práctica de comunicación con tu audiencia te hará parecer más cálido y cercano a tu target, mejorar el engagement y potenciar el número de conversiones.

La importancia de una estrategia de social media 

Las posibilidades de gestión y alcance que ofrecen las redes sociales para medir nuestro rendimiento, fundamentan la estrategia de marketing que reforzará la presencia de tu empresa. Si necesitas ayuda para establecer tu plan de social media, en Cocktail Marketing encuentra lo que necesitas.  

Finalmente, nuestros servicios abarcan la administración y creación de contenido en redes sociales tales como Facebook, Instagram, Twitter, LinkedIn; de igual modo, ofrecemos diseño gráfico, creación de campañas pagadas de Ads, así como levantamiento fotográfico y de video.  

 ¡Logra el éxito en el mundo digital!  

Te puede interesar: 


Recommended Posts